---------------

Revista PDF Proceso México 27 Marzo 2016

Proceso México  27 Marzo 2016

Descargar  Revista PDF Proceso México  27 Marzo 2016


ECONOMiA Y FINANZAS
El petróleo mexicano se convirtió, después de la expropiación de 1938, en uno de los dos símbolos de la identidad nacional mexicana -el otro, la Virgen de Guadalupe-. El hidro-carburo, afirma el historiador Lorenzo Meyer, le dio a los mexicanos un sentido de nación, de nacionabsmo, de Estado, de unidad. Ahora todo eso se ha perdido por la cortedad de miras de la ciase gobernante, a la cual le falta la visión del estadista, suplida por los mez-quinos intereses económicos del corto plazo. Ahora, en las ciudades y entidades del país que vivieron años de bonanza por la petrolización de sus economías -Ciudad del Carmen, Coatzacoalcos, Villahermosa, Salamanca…-, el panorama es trágico: miles de trabajado-res de la industria del ramo echados a la calle que deambulan en estaciones de autobuses, pobladores emigrados, cierre de negocios y comercios, abandono de viviendas…
ta. La visión de Cárdenas es la visión del es-tadista. Y se perdió. Se perdió un proyecto nacional. Ahora qué es lo que hace quien dirige el país (Enrique Peña Nieto, a quien evita nombrar): administrar el día a día, y estar listo a ver cuáles son los vaivenes que lo van a perjudicar o a beneficiar. Pero no hay un proyecto de pais.” De hecho, dice, lo que el gobierno está haciendo ahora con la empresa, con la re-forma energética, es permitir que otra vez vengan los extranjeros y se lleven buena parte de la renta petrolera, que antes era toda para el pais. Critica al actual gobierno, con visible molestia: ‘Pusieron a Pemex y al país en una situación de extrema vulnerabilidad con tal de sacarle provecho. “Es la destrucción de un proyecto na-cionalista sin que se construya nada que lo sustituya. Nada igualmente impor-tante, sustantivo. Nada que despierte la imaginación.”
Un vacío colectivo
-Muchos crecimos, se nos enseñó en la es-cuela, con esa idea de que el petróleo es nuestro, de la nación. Que Pernex y sus trabajadores eran ese símbolo de identi-dad nacional que dice usted, del naciona-lismo mexicano. Ahora son frases que no les dicen nada a los niños, a los jóvenes ni a la mayoría de la gente -se le comenta en entrevista realizada el viernes 18. aniver-sario 78 de la expropiación petrolera. -La pregunta la pondría yo así: Y aho-ra qué es México. ¿Cuál es la concreción de qué es México? ¿Las plantas de auto-móviles en Morelos, en Aguascalientes, en Saltillo y en otras partes? Lo toman, sobre todo el gobierno, como que: ‘Esas plantas son nuestras, el resultado de nuestro es-fuerzo y nuestra capacidad’. No, es resul-tado de otras capacidades. “No hay quien sustituya a Pemex. De-ja un vacío en la imaginación colectiva, en
la seguridad que dio un tiempo de decir. ‘Tenemos una industria petrolera de nivel mundial y somos de lo mejorcito que hay. A ver quien nos viene a decir que no*,’ -A estas alturas, en un mundo tan complicado y conflictivo, globalizado y tan entrelazado, ¿para qué sirve el nacio-nalismo? -insiste el reportera -En el caso concreto de México sirve para darte identidad, para darte confian-za a ti como parte de una comunidad que tiene confianza en el futuro, para aguan-tar las partes duras y difíciles del presente en función de algo colectivamente mejor. Sobre todo en el caso mexicano, el nacio-nalismo sirve para no ser avasallados por Estados Unidos_ “Estamos como vecinos con un país al-tamente nacionalista. Uno de los precan-dida tos presidenciales de ese país (Do nald ‘flump, de quien tampoco menciona el nombre) dice: Voy a hacer una barda, una muralla, no quiero aquí a los mexicanos’. “Si no tienes un sentido nacionalista, fi
qué haces con esto. Pues te derrumbas. No somos nada, no somos nadie. La gran poten-cia nos quiere desaparecer de su mundo.” -¿No ha sido un exceso el miedo a la presencia de extranjeros en las activida-des petroleras del país? Todos los paises productores la tienen, En la época de Por-firio Díaz eran extranjeras las empresas que controlaban todo el proceso de la in-dustria petrolera. Muchos paises de acen-drado nacionalismo como Cuba, Venezue-la, Brasil, Colombia, Perú y otros, desde siempre han tenido empresas extranjeras en esas actividades, sin mayor problema. -Hay una diferencia: que don Porfirio les dio la propiedad absoluta a las empresas extranjeras, Compraban los terrenos y si en ellos había petróleo, era todo suyo_ Los otros países saben que no tienen capacidad pero se consideran dueños del petróleo. “Don Porfirio era el liberalismo, copia y modelo norteamericano. El modelo nor-teamericano es ese: tuyo es el terreno y si hay petróleo en ese terreno el petróleo es s
p

tuyo. La diferencia con otros paises es que México descubrió mucho antes el petró-leo. Los otros, los que tú dices, ya son des-pués. Ya se tiene conciencia de lo que es la renta petrolera, de qué importancia tiene para el Estado. “En el caso mexicano, se explota el pe-tróleo desde fines del siglo XIX, no hay una conciencia clara de lo peculiar del hi-drocarburo. pues es un país sin tecnolo-gía, sin capital. ‘Los otros países, que descubren su pe-tróleo en la segunda mitad del siglo pasa-doarai tienen un conocimiento de lo que eso significa y de lo que puede significar. Méxi-co no; en ese sentido era inocente. Era una inocencia casi total, México no dejó nunca de sentirse el dueño de la plata. del oro, de los metales preciosos, que eran lo impor-tante. Porque su historia venia de eso” Raíces históricas
-¿Qué nos hace únicos, diferentes a los de-más países petroleros? ¿Cómo llega Pemex a ser símbolo de identidad nacional, como lo fue primero la Virgen de Guadalupe, y que no entiende la mayoría de los mexica-nos hoy en día? -Somos únicos en la historia que creó a Pemex. Ningún otro país vivió, padeció, sufrió lo que México, para construir y con. solidar su industria petrolera, con Pemex al frente. Lo que sigue es una apretada síntesis de esa historia, que el también profesor emérito de El Colegio de México y docen-te de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, contó en una entrevista de más de dos horas: Durante el porfiriato (1884-1911) la prio-ridad eran los ferrocarriles como eje de la modernización del país. Cuando Díaz em-pieza a reconocer la importancia del petró-leo, decide dOrseio en propiedad a las em-presas extranjeras que tienen capacidad de extraerlo, refinar lo y comercializarlo. En primer lugar, para darle combusti-ble a los ferrocarriles, que eran la joya de la corona del régimen. Esas empresas se quedaban con la renta petrolera toda -la diferencia entre el costo de producción y el precio de venta-, sólo pagaban el llama-do Impuesto del timbre” y podían impor-tar maquinaria sin pagar arancel alguno. Como nunca tuvo los elementos ne-cesarios para reconocer el valor económi-co de los depósitos de hidrocarburos, Díaz cede esa riqueza ‘sin darse cuenta bien de lo que estaba haciendo”. Cuando deja el poder, en 1911, se re-conoce la importancia económica del pe-tróleo. Con la Revolución aumenta “el vo-lumen y la presión del nacionalismo”. Y coincidentemente se descubre más y más petróleo, que es propiedad de las empre-sas extranjeras. Y empiezan los pleitos
20 2056 ,’ 27 DE MARZO DE 201, proceso
contra ellas, de parte de los presidentes que sucedieron a Díaz. Especialmente Ve-nustiano Carranza, que necesita dinero para el ejercicio de su Presidencia. Carranza emprende una lucha con-tra las empresas para extraerles la ren-ta petrolera y “en 1916, sin que el grue-so de los mexicanos se dé cuenta, ni se percate de la importancia, se nacionaliza el petróleo. Y está en el artículo 27 de la Constitución que se promulgaría al año siguiente: quedan anulados los contratos suscritos bajo las leyes anteriores y el pe-tróleo es considerado propiedad original de la nación”. Aqui se vive el momento cumbre de la Revolución, En el mundo. Europa vive el apogeo de la Primera Guerra Mundial. “Es una afortunada coincidencia his-tórica’, dice Meyer. México tuvo la suer-te que los ojos del mundo no estuvieran puestos en él y su Revolución, y por eso pudo Carranza regresar el petróleo a su estatus jurídico original. ‘Si las empre-sas quieren seguir explotando el petróleo, tendrán que pagarle regalías al dueño”. Las empresas no aceptan eso. Cuando termina la guerra, sin em-bargo, empiezan los reclamos de Estados Unidos y sus empresas petroleras contra México. Carranza no termina su mandato, Llega Alvaro Obregón (1920-1924), pe-ro no es reconocido por Washington, que además le exige comprometerse a no apli-car retroactivamente el artículo 27. Quería que, si se nacionalizaba el petróleo, se ex-cluyera el que ya era propiedad de las em-presas; que aplicara sólo al que se encon-trara a partir de la entrada en vigor de la nueva ley, de febrero de 1917. En 1923 Obregón acepta no aplicar re-troactivamente la ley pero exige a las em-presas demostrar fehacientemente las in-versiones que habían hecho; si no, volvía al Estado esa propiedad. Cuando llega Calles enfrenta un con-flicto rná 5 grave, pues hace la ley regla-mentaria de lo que la Revolución puso en su artículo 27. Pero no la aceptaron los in-tereses petroleros estadunidenses ni euro-peos, Esa ley reglamentaria original ponía 50 años de limite a la propiedad exclusiva de los superficiarios sobre el petróleo. Pa-sados los 50 años, la propiedad regresaba a la nación, Pero los extranjeros la pensaron: ¿có-mo es que tú le vas a permitir a un país chiquito, periférico, cambiar la legislación, afectando los intereses de los grandes in-versionistas extranjeros? Si lo permites te lo pueden hacer en muchas otras partes y en otras áreas. Así que había que detenerlo. Calles se enfrenta a una oposición de fondo. Le di-cen: ‘No puedes, no vamos a aceptar esa ley, es retroactiva, es ilegal, eso es confis-cación. Y la confiscación no es aceptable
dentro del derecho internacional. Así que México no tiene la posibilidad de cambiar-nos esas reglas del juego. Calles se endurece: México es un pais soberano. Están ustedes limitados, por el derecho internacional, creado por las grandes potencias. Los años 1926-1927 son muy difíciles en la relación. Amena-zas, posibilidades de una acción directa estadunidense contra Calles. Se llega a un acuerdo en que realmen-te pierde México. Lo único que se acepta es que los títulos originales de propiedad se van a cambiar. México les va a otorgar la concesión sobre el petróleo que ya tienen. Es un cambio de forma, no de contenido, Llega Cárdenas, Pero todo esto mues-tra que ha habido un esfuerzo, no exitoso precisamente, pero un esfuerzo sistemáti-co del Estado revolucionario o heredero de la revolución por defender el petróleo. Y se abre otra coyuntura histórica, otro conflicto: La Segunda Guerra Mundial. Pa-ra mediados de los treinta ya estaban los nazis, estaba Mussolini, Japón, la nece-sidad estadunidense de contar con una alianza sólida dentro de América Latina. Entonces el gobierno de Cárdenas alien-ta la creación del sindicato único& petrole-
1

ECONOMÍA Y FINANZAS
chano. Las afectaciones sociales y ecoló-gicas, en cambio, le fueron facturadas al estado que, para paliarlas, recibió de Pe-tróleos Mexicanos (Pernex) en sus tiem-pos de bonanza apoyos para ciertas obras de desarrollo de “beneficio mutuo” y para programas sociales, especialmente enfo-cados a la pesca. Hoyante la crisis petrolera. una reedi-ción corregida y aumentada de la que se vivió en los años ochenta, la cual llevó a miles de familias a perderlo todo, el pano-rama es de aflicción…
Ala calle y sin derechos Pese a que la magnitud del problema so-cioeconómico en Ciudad del Carmen no se refleja aún en las instancias de protec-ción de derechos laborales, pues la ma-yoría de quienes han sido echados de sus empleos eran trabajadores transitorios o estaban bajo el régimen de oursourcing, si se palpa en la terminal de autobuses y en los parques de la ciudad; decenas de apesadumbrados extrabajadores petro-leros pasan los días, y hasta las noches “porque ya no hay ni para pagar la lite-ra’, desconcertados con la situación, sin saber cómo afrontarán la vida y sus com-promisos ante la pérdida inesperada de sus trabajos. También se siente en la paulatina desocupación de inmuebles -cuartos, de-partamentos, casas y edificios-: cada día aumentan los letreros de “se renta” o “se vende’, y en los hoteles, donde entre se-mana era imposible conseguir habitacio-nes, ahora resulta más fácil, Aunque las operaciones marítimas no han decrecido hasta ahora de manera sig-nificativa, el capitán de puerto de Ciudad de! Carmen, Ildefonso Carrillo Mora, des-taca la drástica reducción que desde 2014 se ha notado en la expedición de libretas de mar, registro con el que deben cumplir los trabajadores que laboran en las em-barcaciones que dan servicios a Pemex o cuando suben a éstas o a las plataformas petroleras. “En cuanto a despachos para las em-barcaciones, la baja no es muy considera-ble porque seguirnos manejando el mis-mo promedio de entre 20 a 30 diarias, en cada una de las cuales se movilizan en-tre 100 a 120 personas”, comenta, y deta-lla que lo que sí llama la atención corno un indicador de la situación son las libretas de mar, pues en 2014 la Capitanía de Puer-to expedía cada día entre 80 y 100, en 2015 el número bajó a la mitad, -y este año sólo recibimos 20.15 o 10 solicitudes”. A causa de los ajustes presupuesta-les por 100 mil millones de pesos de la pa-raestatal, en días recientes se anunció la cancelación anticipada del contrato de
22 2‘954 7 D MAP2r1 PE 10′, prt00110
arrendamiento que tenía Pemex con Co-temar de tres plataformas flotantes, o flo-teles, que esa compañia subarrendaba a su vez a su socia noruega Prosafe_ Debido a esto fueron despedidos 2 mil 300 traba-jadores. Las instalaciones ya fueron reti-radas de la Sonda de Campeche. Carrillo Mora comenta que además de las plataformas de Cotemar se han reti-rado otras dos, y aunque no especifica de qué empresas eran, aclara que se fueron “a dique” para mantenimiento correctivo. Además hay 43 embarcaciones de di-versas compañías, entre las que destacan las de Oceanografía, atracadas frente al malecón de la ciudad. Estas son de trans-porte de personal y de servidos costa afue-ra y se encuentran detenidas por mandato judicial por ser parte de algún litigio° por-que las empresas a las que pertenecen no tienen contratos. En contraparte, Carrillo Mora vela también que este año han llegado siet e nue – vas embarcaciones para incorporarse a la flota que da servicios a Pemex en la Sonda. “La situación es critica, caótica, EI des-empleo va más allá de las cifras oficiales; se habla de que en el estado es de 6.8 a 7 por ciento, pero en realidad es mucho más. Aquí en el municipio, principalmen-te en la ciudad, hay mucha población flo-ta nte que ya se está retirando”, reconoce por su parte el munícipe. Añade que en esta localidad la crisis petrolera “nos trae un sinfín de perjuicios. un efecto bola de nieve que nos imparta a todos: al gobierno, al sector empresarial, a la sociedad… Aunque no hay cifra oficial, las estimaciones hablan de 30 a40 mil des-pidos; sólo en Ciudad del Carmen hay mu-chos empresarios que están ya en quiebra, que no cuentan con liquidez y acumulan mucha deuda”.
Situación “trágica”
El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, de fi-liación panista, señala que los efectos de la crisis comenzaron a notarse en los úl-timos cuatro meses. “Diciembre y enero fueron sumamente críticos. No se percibió la derrama económica que suele haber en esas fechas. El inicio de año fue más difí-cil, y esto se está intensificando”. Dice que la reforma energética que su partido avaló “se dilató por mezquinda-des políticas; esta debió aprobarse desde el 2000, y eso hoy se conjuga con un en-torno internacional sumamente comple-jo. Esto debió haberse considerado antes de aprobar reformas tan agresivas. El go-bierno debió contar con diagnóstico de los distintos escenarios que podrían presen-tarse: adverso, neutro y favorable… lbdos se fueron por el favorable, y estarnos vien-do las consecuencias…”
Puntualiza: “Ha pasado bastante tiem-po y no hemos visto los recursos plantea-dos, Vemos que todo lo que se dijo no se ha cumplido, y ello nos tiene en una situación suma mente dramática y complicada”. “Como gobierno -explica- podemos invertir para generar empleos a través de obras, no directos. Pero esto tiene limite. Los recursos gubernamentales son esca-sos y no podemos caer en un vicio común de que el gobierno se convierta en el prin-cipal empleador. Hay que generar equili-brios para evitar quiebra.” En opinión de Pablo López, la situación se torna “trágica» y la ciudad tiende a con-vertirse en poco tiempo en un pueblo fan-tasma:la mayoría renta casas y la vida es carísima, y ante la situación muchas fa-milias se están yendo. En algunas colonias ya se ven muchas casas desocupadas. Los negocios están cerrando”. “Esto que vemos es sólo el inicia La intención de Pemex es vender las insta-laciones, pero quienes las quieren com-prar las quieren solas, sin sus trabajado-res, por lo que la intención es despedir a todos. Están jubilando a los que están en condiciones, con 30 años de servicio y SS de edad, aun en contra de su volun-tad y ya no están cubriendo esas plazas. La tendencia es que los liquiden a todos. Por eso Pemex llenó las plataformas con personal nuevo. Por eso se reduce el per-sonal a bordo de las instalaciones, y no al de las compañías como Demar, Cote-mar o Evya: (estas empresas) ya están despidiendo. Ya no hay trabajo. Algunas de ellas no están liquidando ni pagando a proveedores.” A su vez, Manuel Hinojosa )áuregui, el coordinador de la Asociación Carmelita In-dependiente, considera “muy injusto que en tres décadas, Pemex, después de haber sacado tantísimo dinero de aquí, no nos haya dado nada más que una carretera mal hecha y un puente que ni siquiera termi-naron”, dice en alusión al de la Unidad, que une a la isla con Isla Aguada, con el maci-zo continental, el cual reemplazaría al que actualmente está en uso y que debido a las malas condiciones en que se encuentra co-rre el peligro de colapsarse. “Es una infamia del gobierno lo que es-tán haciendo en Carmen. Lo que se ofreció con la reforma energética -dice- es men-tira y en consecuencia estamos entran-do en una espiral de bajada que no pare-ce tener fondo. No hay nadie que defienda a los trabajadores, ni siquiera el Sindicato de lYabajadores Petroleros de la República Mexicana_ Yo no sé si a sus líderes, empe-zando por Carlos Romero Deschamps, les pusieron una pistola en la cabeza o una maleta llena de dinero para vender a sus agrerniados, y lo más lamentables es que muchos aún creen en ellos”. •
prOOttarj,

image host image host image host image host image host

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------