---------------

Revista Historia y Vida – Junio 2016

Revista  Historia y Vida - Junio 2016

Revista Historia y Vida – Junio 2016

Descargar libro Gratis    En PDF
HISTORIA
PARA(SOS
FISCALS
Como y donde
empezaron
entrevistar
MAX HASTINGS
El espionaje en la
Il Guerra Mundial
SHERIFFS
Lo que el wéstern
no nos cuenta de su
oscuro pasado
JISCA
EGIPCIO
ué I
ARTE LA DAMA DEL AMINO, LA OTRA MONA LISA DE LEONARDO
Y MEDA
DIRECTORA Isabel Margarit
REDACTORA JEFE Empar Revert
REDACCIÖN Francisco M. Hoyos
MAQUETACIåN Mercedes Barragån
COLABORADORES
Amelia Pérez (correcci6n)
DISENO Feriche & Black (2008)
Publicidad
DIRECTORA COMERCIAL Ver6nica Lourido
JEFA PUBLICIDAD Pilar Pérez
COORDINADORA Esperanza Schröder
Edificio Planeta. Av. Diagonal, 662-664, pl.
080Y4 Barcelona
6927
Edita: PRISMA PUBLICACIONES 2002, S. L.
Edificio Planeta. Av. Diagonal, 662-664, 2.4 pl.
08034 Barcelona
934926873 Fax: 9349266 88

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

E-mail: redaccionhyv@historiayvida.com
PRESIDENTA Laura Lara
DIRECTOR GENERAL Albert Terradas Cumalat
DIRECTOR FACTORIA PRISMAJ. M. Sanchén
DIR. DE RELACIONES EXTERNAS Javier Såenz
DIR. DIGITAL Y EVENTOS Cristina de Sicart
DIR. DE EVENTOS Y PATROCINIOS Maria Acedo
CONTROLLER Gonzalo Maria Suårez
DIRECTOR DE ARTE Xavier Menéndez
DISTRIBUCIÖN Pilar Barce16
Grupo Planeta
HtSTORIA Y VLAestå editada y publicada por Prisma Pubhcæior•es
2002, S, L bajo licencia de Murdo Revistas, S. L U. Av. Diagonal
477, 16.7 pl. 08036 Barcelona, Espaöa. es marca
registf±a de Mundo Revistas, S. L Ll. y estå utilizada bajo contra-
to de licercia Copyright 0 2014
CONSEJO DE REDACClåN
Mårius Carol, José Manuel Cuenca, Juan Eslava,
Nazario Gonzålez, M. ÅngeIes Pérez Samper,
Antonina Rodrigo, Josep Tomås Cabot
Atenci6n al cliente y suscripciones
902180 830
E-mail: dyr@dyrsa.es
Dep6sit0 legal: B-8784-1968. ISSN: 0018-2354
Fotomecånica: FOINSA
Imprime: Imprenta Rotocayfo (Impresia lbérica)
Distribuye: LOGISTA
Revista controlada por
ARI•
Esta revista ha recibido una ayuda a la edici6n
del Ministerio de Educaci6n, Cultura y Deporte.
PORTADA Copia de
fresco en una turnba tebana.
Lnant de Be//efonds.
HSTOÆA Y VOA se hace
de las opiniores expresadas
Ios autaees de Ios artfcdos.
EDITORIAL
EL ESPEJO
COTIDIANO
er6doto recorri6 el antiguo Egipto en el siglo v a. C. y hab16 de “maravillas en
nåmero mayor que las de cualquier otra tierra…”. Su testimonio fue recopilado
en el segundo tomo de las Historias, un volumen que el sabio de Halicarnaso
dedic6 en su totalidad al pais del Nilo. En él expresaba una visi6n idllica de la
subsistencia de los egipcios, gracias a los dones que les proporcionaba su r(o:
“Ellos, sin lugar a dudas, recogen el fruto de la tierra con menos fatiga que el resto de la
humanidad”. Los actuales estudios son mås realistas, y demuestran que las cosechas abun-
dantes solo se produc(an cuando la altura de la crecida era la perfecta. La mayor(a de la
poblaciön sufria penurias alimenticias. El hambre era una amenaza constante.
El arte funerario del antiguo Egiptot que refleja escenas cotidianas, proporciona mucha in-
formaci6n sobre las costumbres relacionadas con los alimentos. El pan y la cerveza consti-
tu(an la base de la dieta entre los sübditos del fara6nr pero los egipcios también cazaban en
el desierto y pescaban en el Nilo, unos productos que les proporcionaba prote(nas. No se
han encontrado recetas culinarias, y el modo de cocinar sus platos sigue siendo un enigma,
aunque se puede afirmar que solo los mås privilegiados podian disfrutar de una buena y
variada gastronom(a. Si el tipo de alimentaci6n distingu(a a la clase noble de la gente comån,
el pago en raciones de alimentos era la pråctica habitual, ya que los egipcios no conoc(an el
dinero. Un buen ejemplo son los banquetes funerarios, en los que se hac(an ofrendas a los
dioses que luego se repart(an entre los empleados del templo a modo de salario.
Como han puesto de relieve las nuevas corrientes académicas, la historia de la Vida cotidia-
na es un magnifico espejo de las civilizaciones. Gracias a este enfoque, la egipcia no solo nos
sigue pareciendo, como a Herödoto, una de las mås fascinantes.
Hoy en dia puede delimitarse con mayor precisi6n c6mo fueron
sus modos de Vida y sus relaciones sociales.
Texto: Isabel Margarit, directora
Para opinar sobre la revista puedes escribir a redaccionhyv@historiayvida.com
Siguenos en .. @historiayvida
facebook.com/HistoriayVida
También disponible en
App Store
zinio-
KIOSKO
reader
press
day i
RASCACIELOS en Singapur. En la påg. 8t oficina de los servicios corporativos Mossack Fonseca en Panamå.
entre Estados Unidos y la Uni6n Soviética.
En esas circunstancias, a finales de los
sesenta, Singapur lanz6 una ronda de
incentivos fiscales para que los principales
bancos internacionales, especialmente los
estadounidenses, abrieran sus oficinas
allie Ellos iban a ser los grandes provee-
dores de miles de millones en moneda
estadounidense de una regi6n, el sudeste
asiåtico, que los demandaba a gritos para
mitigar la inestabilidad y la guerra… sin
encontrar nunca suficientes en el merca-
do. Las entidades financieras operarfan
en 10 que se ha llamado eurod61ares, es
decir, con cuentas en d61ares que, por
estar fuera de lajurisdicci6n y el territorio
de la Resenra Federal, se veian sometidas
a una regulaci6n mås liviana.
Bank of America abri6 poco después sus
oficinas en Singapur, y, para entonces,
tanto este como Chase Manhattan y Ci-
tibank, los tres mayores bancos de la
primera potencia mundial, habian acu-
mulado experiencia en otros refugios
offshore. La guerra de Vietnam, por otra
parte, se iba a convertir en una inmensa
PARA(SO FISCAL
oportunidad de negocio para algunas
multinacionales estadounidenses.
La rotundidad del éxito de Singapur y des-
pués de la isla de Norfolk, perteneciente
aAustralia, a finales de los sesenta, encen-
di6 la envidia de muchos territorios, que
se transformaron durante las décadas si-
guientes en paraisos fiscales. Las nuevas
facilidades que proporcionaron las tecno-
logias de la informaci6ny la liberalizaci6n
del sector financiero a partir de los ochen-
ta simplificaron aün mås la Ilegada de
grandes cantidades de dinero a refugios
rec6nditos como Nauru o Vanuatu.
Aunque los parafsos nunca habian gozado
de gran popularidad entre la poblaci6n y
los politicos porque eran considerados po-
co menos que chupasangres, 10 cierto es
que los lideres de las grandes potencias no
empezaron a dar pasos impoftantes hacia
su regulaci6n hasta los anos noventa, es
decir, cuando se descubri6 que la evasi(5n
fiscal que amparaban era gigantesca, que
eran mås de sesenta localizaciones en todo
el mundo y que la mitad de los préstamos
que se firmaban en el planeta pasaban por
lugares como las islas Caimån.
El punto de inflexi6n mås importante en
contra de los refugios fiscales no Ilegarfa
hasta la crisis financiera que esta116 glo-
balmente en 2008. Desde el afio siguien-
te, el G-20 empez6 a avanzar en unas
regulaciones que, entre otras cosas, van
a obligar a la mayorfa de los refugios,
incluida Suiza y con la excepci6n de Va-
nuatu, Bahréin, Nauru y Estados Unidos,
a compartir automåticamente su infor-
maci6n fiscal con terceros paises a partir
del afio que viene. Los parafsos, igual que
los vampiros, tendrån que demostrar que
pueden sobrevivir a la luz del dia.
EMILL9JARA
COFRADiA
LA ARMADA INVENC.IDIS
INTRIGA,
AVENTURAYMUERTE
EN EL IMPERIO
DONDE NO SE PONfA
EL SOL
“LA MEJOR
NOVELA HISTORICA
QUE HE LEfDO ESTE ANO.”
Juan Eslava Galån
http://www.edhasa.es
NOGUES
TRAS
LOS PILARES
DE LA TIERRA
Y LA CATEDRAL
DEL MAR
IA GRANDEZA DE ROMA
J*edhasa QUIERO
ESCONDER
Ml DINERO
Esta es la historia de los “santuarios” surgidos en
todo el mundo para atraer grandes capitales.
PARA(SO FISCAL
una ley que garantizaba una confidencia-
Iidad de las cuentas y las transacciones
aånmås estricta que la de Zurich. Mientras
tanto, Luxemburgo, que Ilevaba afros per-
mitiendo la entonces novedosa f6rmula
mercantil de los holdings (por la que se
constituye una compafiia que administra
participaciones en otras), decidi6 que iba
a eximirlos de tributar en 1929.
El avance de la globalizaci6n, que el crac
de ese mismo aho y el preåmbulo y esta-
Ilido final de la Segunda Guerra Mundial
tanto ayudaron a frenar, volveria a tomar
impulso con el régimen de Bretton Woods
en 1944. A esa nueva globalizaci6n la
acompafi6 en los afros sesenta una esca-
lada de la presi6n fiscal que anim6 a
miles de compafiias y familias acaudala-
das a mirar con cada vez mås apetito las
posibilidades de los refugios fiscales. En
1957, el Banco de Inglaterra tomb una
decisi6n que iba a ponérselo muchisimo
mås fåcil a quien quisiera Ilevarse el di-
nero al refugio de los ricos.
Londres toma la palabra
La decisi6n, que no se puede entender
sin la dråstica decadencia del Imperio
britånico y la creciente irrelevancia de
Londres como capital del mundo, es téc-
nica, pero permite una explicaci6n acce-
Sible para todos: las transacciones en las
que los bancos britånicos actuasen por
GONZALO TOCA REYr PERIODISTA
os parafsos fiscales son paises o
regiones que dependen econ6mV
camente de una compleja estruc-
tura financiera con un régimen
tributario privilegiado para las
empresas y los capitales extranjeros, una
moral relajada que les permite investigar
solo superficialmente el origeny el desti-
no del dinero de sus clientes, una estricta
confidencialidad sobre las transacciones
y los dep6sitos garantizada por la leyy una
s61ida estabilidad econ6mica y politica.
Entre los Cinco grandes motores hist6ricos
que han provocado la aparici6n de estos
refugios fiscales como los conocemos hoy
destacan, para empezar, el dramåtico in-
cremento de la presi6n fiscal y el poder
recaudador de los Estados, especialmente
a partir de los anos sesenta, asi como la
respuesta de unas empresas y familias
pr6speras que se decidieron, antes, duran-
te y después, a enviar fuera su dinero. Los
otros tres motores hist6ricos son la incom-
petencia, incapacidad o inacci6n de los
Ifderes politicos de muchas grandes po-
tencias durante afios para establecer reglas
internacionales comunes contra la evasi6n
fiscal, la habilidad de los gobernantes de
los parafsos (entre los que se encuentran
dirigentes como los de Estados Unidos,
que administra el parafso de Delaware, o
Reino Unido, que administra las islas Cai-
mån) y, por tiltimo, la creciente globaliza-
ci6n de los flujos financieros.
Probablemente, los primeros pafses que
reunieron todos los requisitos para conver-
tirse en paraiso fiscal fueron Suiza, Liech-
tenstein y ILuxemburgo. Fue en los afros
veinte del siglo pasado, aunque existieron
LIECHTENSTEIN APROBANDO UNA LEY PARA
GARANTIZAR LA CONFIDENCIALIDAD DE LAS CUENTAS
también proyectos mås modestos en Ba-
hamas, Bermudas, Jersey y Panamå.
Los banqueros suizos utilizaban sus estu-
pendas infraestructuras financieras, la
legendaria opacidad de las comptes anony-
mes de Zürich o Basilea y los privilegios
fiscales que ofrecian los cantones vecinos
de Zug o Glarus, que eran 10 suficiente-
mente pobres como para desplegar åvida-
mente una tupida alfombra roja a los pies
de las corporacionesy los millonarios que
quisieran domicilimse en ellos.
Liechtenstein, viendo la oportunidad, em-
pez6 a operar en francos suizos y aprob6
cuenta de clientes extranjeros y no do-
miciliados en Reino Unido no serfan re-
guladas ni por el Banco de Inglaterra ni
por ninguna otra instituci6n.
No necesitaban presionar a otros paises
para que no supervisasen estas operacio-
nes, porque, entre otras cosas, dificilmen-
te podian hacerlo. Se Ilevaban a cabo en
Londres, las entidades financieras inglesas
eran controladas solo por el regulador
nacional -el mismo que ahora renunciaba
a pedirles cuentas sobre una parte de sus
transacciones— y una porci6n considerable
de los capitales iba a parar a territorios
HISTORIA Y VIDA 9

Revista Historia y Vida - Junio 2016 image host

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Revista Historia y Vida – Junio 2016

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------