---------------

Tú te lo buscaste – Libro 3 – Emma Green

Tú te lo buscaste - Libro 3 – Emma Green

Tú te lo buscaste – Libro 3 – Emma Green

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

una costumbre pero para nosotras es algo sagrado.
Florence se toma muy en serio este ritual. Cada semana me reúno con ella en su terraza panorámica del primer piso, a las diez de la mañana en punto. Sobre la mesa
de mármol claro suelo descubrir una montaña de pastelillos finos y otras delicias azucaradas que traen de la mejor repostería francesa de L. A. Mi madre, vestida con
una hermosa bata de dormir de seda color pastel, me da un beso amoroso y luego me señala mi lugar asignado. Siempre me siento a la izquierda de la mesa, del lado del
corazón, porque, según ella, es de buena suerte. Seguido le digo que ella necesita más que yo sentarse en este lugar pero me responde que es « el deber de una madre »
dar lo mejor a su hija. Entonces se sienta a la derecha. Yo dejo de insistir, le doy un beso y tomo sin recato el pan de almendras que siempre me seduce primero. Luego,
por una hora o dos, dependiendo de su estado de ánimo y de su salud, hablamos de mil sueños juntas, con la boca llena y los ojos mirando el océano.
Aunque esta mañana no llego sola a su piso. Estoy acompañada de un armario de hielo hambriento porque se despertó al amanecer (y también porque tuvo una
sesión de pesas anoche que yo presencié por coincidencia… Yo solo pasaba por ahí, ya saben). Mi madre, sorprendida por esta presencia masculina, invita de
inmediato a Nils a que se siente con nosotras. Luego va a encerrarse en su habitación, sin duda para que no se percaten de su pudor, y para quitarse la bata de dormir y
ponerse un atuendo más apropiado. Guío a mi guardia hasta la terraza soleada. Hilda, la ama de llaves, ya está poniendo en la mesa otros cubiertos. Tengo que golpear
varias veces las manos del vikingo para impedirle que tome el enorme pan de yema que aún está caliente.
Mientras le doy las gracias a Hilda, un pan de chocolate desaparece. ¡Ah! La tarta de manzana tampoco sobrevivió. Tomo asiento, amenazando a Nils con la
mirada. Él hace lo mismo y luego se quita el jersey deportivo, despidiendo un olor divino. Es una mezcla de jabón para el cuerpo con piel masculina, naturalmente
perfumada, con fragancia « picea de Noruega ». Intento concentrarme en otra cosa. Miro fijamente el horizonte, juego con un hilo que sale de mi blusa, golpeteo la mesa
y luego termino embutiendo un panqué entero sólo para distraer a todos mis otros sentidos. No lo logro. El vikingo sigue siendo muy apetitoso. Incluso con la boca
llena, me siguen dando ganas de devorarme ese postre. A mi lado Nils se estira sin ningún recato, moja glotonamente sus labios en el jugo de naranja y luego echa su
cabello húmedo hacia atrás. Los músculos marcados de sus brazos me provocan. Su boca entreabierta me llama…
Segundo panqué y no hay ningún resultado.
Hoy es domingo. Quizá no debiste levantarte antes de que saliera el sol le digo cuando lo veo bostezar.
Tengo que hacer funcionar toda una agencia, princesa me contesta mientras cruza sus enormes brazos sobre su torso No es suficiente si sólo te cuido a ti…
Transferir el trabajo. ¿Has escuchado hablar de eso?
Soy responsable de una decena de hombres. Sería culpa mía si el día de mañana no pueden seguir alimentado a sus hijos…
¡SAFE es muy generosa! digo cuando recuerdo que dijo esta palabra una vez, al teléfono.
¿SAFE? interviene mi madre con una voz elegante.
Regresa vestida con un pantalón de tela ligera y un suéter delgado color gris claro que le permite estar presentable frente a los ojos del rubio gigante, protegida
dentro de su ropa demasiado holgada.
Search And Find Eriksen, mi agencia de detectives privados le responde amablemente. Me disculpo de nuevo por incomodarla, señora Laine-Cox. No pensaba
sentarme con ustedes a la mesa. Sólo estoy haciendo mi trabajo…
Parece que se dio cuenta de la timidez de mi madre y de que mi madre se sintió incómoda. Siempre olvido que este neandertal puede ser muy atento…
El refrigerador de Valentine siempre está vacío. ¡Hizo bien en venir a comer aquí! ríe mi madre mientras se sienta Qué bueno que usted piensa en sus
empleados. Es raro encontrar buenos patrones en estos días.
¿Prefieren que los deje sentarse frente a frente? propongo, contenta de ver a mi madre de muy buen humor.
¡¿Cómo crees?! contesta mi madre. ¡Vamos, sírvanse!
Sería inútil repetírselo dos veces. Nils llena y vacía su plato en tiempo récord. Dos veces. Mi madre abre los ojos de par en par cuando descubre su apetito de ogro.
¿Gusta que Hilda le prepare algo más? ¿Un omelette? ¿Un poco de carne? ¿Un emparedado? propone mi madre
¿Todo un rebaño de corderos a las brasas? pregunto irónicamente.
El ogro de ojos de niebla ignora mi mala broma y ordena un omelette « completo ». Miro cómo se relacionan mi madre y él mientras conversan de todo y de nada.
Nils, que normalmente no es simpático ni muy locuaz, ahora está siendo muy amable y atento, como si dentro de él se estuviera reconstruyendo algo que estaba roto.
Florence se comporta diferente. Se ve cómoda ante la presencia de Nils, como fascinada por este personaje. Quizá demasiado. Una pequeña luz roja se enciende en mi
interior: tengo que tener cuidado con esta situación ya que mi madre tiene una facilidad especial para enamorarse de hombres brutales y poco recomendables (Darren es
un inocente cordero comparado a sus ex parejas). Es algo tonto pero Nils sigue siendo un misterio para mí. Aunque siempre haya sido respetuoso y protector conmigo,
debo mantener la guardia. Algunos hombres pueden cambiar por completo de la noche a la mañana. Y la mujer que ríe discretamente del otro lado de la mesa lo sabe muy
bien, pues tiene varias experiencias al respecto.
Y yo también… aunque pasivamente.
Bueno, ¿y cómo ha funcionado su cohabitación? pregunta Florence mientras me sirve más café con leche.
Valentine sigue viva resume mi bodyguard Y yo también. Entonces todo está bien.
Atrévete a tocar ese panqué de almendras y verás que todo puede cambiar rápidamente lo prevengo sin dejar de mirar a mi precioso.
Maldita… murmura fingiendo una tos.
Tragón… digo del mismo modo.
Al parecer ya se adaptaron muy bien comenta mi madre, divertida con nuestro breve espectáculo.
Te recuerdo que Darren le paga a Nils para que cuide de mí, mamá. Eso es todo.
Eso me recuerda que el tipo de las cámaras de vigilancia ya debe estar aquí dice mientras se levanta Tengo que dejarlas.
¿Tan pronto? murmura mi madre.
El deber me llama confirma mostrándole una enorme sonrisa que la hace reír.
¿Es en serio? Sólo falta que le bese la mano antes de irse.
Justo antes de irse, mi guardia me mira un instante con sus ojos penetrantes y grises. Yo entiendo el mensaje (tengo que avisarle en cuanto me vaya de esta terraza)
y le hago una seña para decirle que puede irse tranquilo.
Su actitud insolente me hace sonreír cuando sutilmente toma el último panqué de almendras que está frente a mí. Desgraciado. Sexy y desgraciado.
Nils Eriksen, como sea… A tu edad yo no habría podido resistirme

Orden de autor: M., Green, Emma
Orden de título: ¡Tú te lo buscaste! – 3 (Spanish Edition)
Fecha: 12 ago 2016
uuid: 93094c51-ba81-4d7a-91c2-ff3020dde91f
id: 79
Publicado: ago 2016
Modificado: 12 ago 2016
Tamaño: 1.03MB

Novela kindle  Comprimido: no

Novela kindle Format : True 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

!Tú te lo buscaste! 2 – Emma Green

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Tu te lo buscaste (Libro 3) – Emma Green.pdf
Tu te lo buscaste (Libro 3) – Emma Green.pdf
Tu te lo buscaste (Libro 3) – Emma Green.pdf
Tu te lo buscaste (Libro 3) – Emma Green.pdf
Tu te lo buscaste (Libro 3) – Emma Green.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------